Klarinete Maratoia

Literatura + Chamber Music Concert

Alondegia

Sapere Aude Sinfoniettako lagunak 

2019-XII-1 // 19:30h 

 Sala Oxford, Zumaia

Conferencia aunando la literatura y la música a cargo de Tomás Ruti Parra y posterior  concierto

Programa                                                          

  • Quartet No.2 in c minor for Clarinet & Strings, Op.4.[20´]

 

Bernhard Henrik Crusell (1775-1838)

-Allegro molto agitato[4´10]

-Menueto-Trio [4´30]

-Pastorale (un poco allegretto) [5´20]

-Rondo [4´]

clar, vl,vla & cello

 

 

 

  •  Overture on Hebrew Themes, Op.34 [10´]     

Serguei Prokofiev (1891-1953

clar, pn & string quartet

 

 

  • Invitation to the Dance, Op. 65 [8´]

Carl Maria von Weber (1786-1826)

arr: Todd Palmer

 fl,clar,harp & string quartet

 

  • Fuga y Misterio [5´]

Astor Piazzolla (1921-1992)

Arr: Pablo Ziegler

fl,clar,Fg,pn, string quintet & perc

 

 

Sapere Aude Sinfoniettako lagunak

Maialen Rezabal, Ainhoa Galvany,  vlns / Monika Mazur, vla 

Beatriz Linares, cello / Joaquin Marco, ContraBass / Francesca Romana di Nicola, harp / Amaia Zipitria, pn / Jesus Mari Garmendia, perc / Alberto Itoiz, Fl / Tomás Tuti Parra, fg /  Jasone Etxebeste, Mikel Emezabal, Carlos Casadó & Marixi Sesma clarts

Alondegia                                                            

Popular y de calidad. Así podríamos valorar la música que hoy sonará en la Alhóndiga zumaiarra. Y preciso lo de “en la alhóndiga” porque si nos acercamos a esta palabra, encontramos que etimológicamente proviene de vocablos árabes y griegos que lo relacionan con el significado de albergue, de recibir a todos. Efectivamente, las alhóndigas eran edificios donde se almacenaban mercancías y se reunían mercaderes, y en donde se llevaba a cabo una actividad comercial que tenía gran repercusión en la ciudad. Salvando las distancias y obligados por la reconversión que exige cada época, esta alhóndiga sigue estando muy vinculada a su original desempeño, pues como vemos continúa acogiendo personas y también intercambia productos, eso sí, no tan prosaicos como el trigo, etc. de nuestros antepasados, sino en este caso, emocionales [que también alimentan]. Por ello, creo que estamos en el marco idóneo no solo para el hecho en sí del concierto de hoy, sino también por su contenido, que aúna lo más divulgado pero expresado con un cierto toque de distinción. 

 

Crusell, Prokofiev, Weber y Piazzolla fueron compositores que precisamente encontraron en las melodías, los ritmos, la danza y la sensibilidad de su entorno la dignidad y honestidad que les motivó a tratarlas con una elegancia que resiste el paso del tiempo. Cuánto que aprender de aquellos que poseedores de un talento descomunal lo emplearon, entre otras cosas, en descubrir el potencial que la historia y la idiosincrasia de sus gentes habían devenido en su naturaleza de artistas. 

 

La melancolía de Crusell nos introduce en esta atmósfera con una obra que fue recibida por la crítica alemana del momento con las siguientes palabras: “Elogiable por completo: no solo todo es equilibrado en ella sino que además está escrita con dedicación y hondura”. 

 

En una noche –cuenta la leyenda- Prokofiev dio forma a la Obertura sobre temas hebreos. El grupo judío Zimro, que había emigrado de la URSS a EEUU le requirió componer una pieza basada en una serie de canciones judías, las cuales le entregaron anotadas en una libreta. Prokofiev, que en principio se mostró un tanto escéptico ante este proyecto, elaboró una partitura que recoge inmediatamente el genuino, pero matizado, sabor del klezmer más arraigado.   

 

Weber con su refinada Invitación a la danza nos muestra el primer vals que fue pensado para escuchar antes que para bailar aunque, paradójicamente, la música “narre” la historia de un baile: un joven invita a una hermosa chica, que acepta graciosamente. Ambos revolotean por el salón al ritmo de una secuencia de valses y se despedirán para no volverse a ver. 

 

Finalmente, el genial marplatense. Cuando la reputada profesora de composición Nadia Boulanger recibió en su aula a Piazzolla [que había abandonado el tango y el bandoneón para aprender a componer música clásica], inmediatamente le reconoció su virtud para la música que él hacía, la que provenía de sus raíces. “Sin duda -le dijo-, usted debe hacer lo que hace, ¿para qué quiere aprender otra forma de componer?”. Lógicamente no podemos simplificar tanto, pero sí decir que, esencialmente, Piazzolla encontró en ella la vía que le permitió elevar apasionadamente el tango a las salas de concierto. Si quieren bailar con Fuga y Misterio, háganlo, pero al despedirse de nosotros, que no nos ocurra como a la pareja de la que nos habló Weber. Ojalá sigamos viéndoles por aquí.

 

CJCT

Sapere Aude Sinfonietta                                    

Orquesta residente del Festival Internacional de Música de Zumaia.

Sapere Aude Sinfonietta es un punto de encuentro de profesionales, donde se prima, y se le da el valor que merece a la trayectoria y el bagaje personal, entendiendo la formación orquestal  como una máquina para hacer música y pretendiendo que nadie quede indiferente tras escuchar buena música en directo.

   El objetivo principal de SAS es que sea una orquesta de cámara con un circuito para ofrecer conciertos en diferentes pueblos de la provincia, ofertando obras que no son interpretadas por orquestas sinfónicas en salas más grandes y acercando la música de una forma más íntima al público, con buen nivel profesional y desde la humildad. Se trata de programaciones atrayentes y de calidad tanto para el público, como para los músicos que integran Sapere Aude Sinfonietat, porque la cultura musical es un derecho de la sociedad, pero no solo en las capitales sino en las pequeñas poblaciones también, y todo el mundo debe de tener la oportunidad de escuchar música en directo, aunque sea una vez al año.

Por otro lado, Sapere Aude Sinfonietta como asociación musical se encarga de la organización y gestión del proyecto educativo Klarinete Maratoia. Y en colaboración con distintas entidades también se ha creado SAS-Akademia, para la organización y gestión de actividades de contenido musical en pro de fomentar la cultura musical como medio indispensable del desarrollo social.

  • facebook-square
  • youtube-square

© 2018 Sapere Aude Sinfonietta Musika Elkartea